Pudín de chía y fresas estilo veraniego

No hay que pasar horas en la cocina para preparar un postre realmente delicioso, interesante y saludable. Una de nuestras frutas favoritas es la fresa que es la protagonista de esta receta y gracias a su sabor naturalmente dulce no hace falta añadirle ningún tipo de sustitutos al azúcar, como por ejemplo la stevia.

Ingredientes

• fresas

• semillas de chía

• leche de coco

• frutas de temporada

La base de nuestro postre es el pudín de chía y fresas. Triturar 2-3 puñados de fresas y añadir según el gusto semillas de chía (cuanto más chía se le añade, más densa será la textura), y dejar reposar durante unos 20 minutos, removiendo la mezcla de vez en cuando. Las semillas de chía comienzan a absorber la humedad del batido de fresa, resultando en una textura ligera de pudín.

Al conseguir la textura deseada empezamos a montar nuestro postre en un bote de vidrio con cierre o en un vaso ancho. Primero un poco de leche de coco, luego el pudín de chía y terminamos con trozos de la fruta de temporada. Nosotros elegimos melocotones, frambuesas, arándanos azules y rojos.

Nos encanta este postre porque, además de ser muy fácil de hacerlo se puede preparar una gran cantidad de variaciones, sólo nuestra imaginación será el límite. Atrévete a experimentar, siempre elige frutas frescas de temporada, añade unas especias (por ejemplo canela).

+1 idea: El pudín de chía y fresas no sólo sirve de postre, sino podemos empezar el día tomándolo como desayuno. Yogur + copos de avena + pudín de chia y fresas + flores de lavanda = el desayuno más sabroso del verano.

¿Lo probarás?


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información